Metodolog A De Ensayos

Tratamiento para la motivación en el trabajo Laboratorio de normas apa 7a ed

Los abonos nitrogenados deben aportar tomando en cuenta los datos del análisis del suelo y las plantas. Debe tener en cuenta que las dosis recomendadas hasta hace poco tiempo de los abonos nitrogenados eran hechas sin tomar en cuenta el contenido de los nitratos en el suelo. Por eso es necesario orientarse a los significados mínimos de las dosis recomendadas, y a la investigación de los suelos ricos en las sustancias nutritivas, reducir estas dosis a 30-40 %. Es importante usar las fuentes del nitrógeno, por ejemplo, el compost. Aportar los abonos más vale por las dosis pequeñas que reducirá también el contenido de los nitratos en hortalizas.

Ya que la parte del nitrógeno en el salitre amoniacal es presentada por el amonio, de ella se lava menos de nitratos, que del salitre de sodio. Sin embargo hay hasta aquí unas restricciones. En condiciones de su humectación suficiente más vale aportar en primavera bajo la cultivación de antes de la siembra o la fertilización. Durante el uso bajo las patatas es necesaria la dosificación rigurosa: en los suelos d±rnovo-de podsol bajo las clases tempranas – no más 80-100 kg/Ha (80-100 /, bajo avanzado – 100-120 kg/Ha (100-120 g/10 m el nitrógeno en el fondo del estiércol y las formas óptimas fosfórico y potásico. Pero más vale aquí aplicar con todo el sulfato del amonio en las mismas dosis.